Sube tensión por agua de la presa ‘La Boquilla’ en Chihuahua

Campesinos incendiaron un vehículo de Conagua esta mañana en Chihuahua, en protesta por el «robo» de agua de la presa La Boquilla, luego que el Gobierno Federal decidió abrir las compuertas para extraer el vital líquido a beneficio de ciudades fronterizas.

En medio de la polarización por el tema de la presa, el gobierno de Chihuahua rechazó la acción emprendida del Gobierno Federal a través de la Comisión Nacional del Agua, liberando el caudal de agua de la presa La Boquilla y con ello, violentando unilateralmente los acuerdos establecidos.

En un comunicado, desmintió que existiera acuerdo previo con el Gobierno del Estado y mucho menos que el gobernador Javier Corral, hubiera sido enterado, como afirman falsamente.

“Deploramos la insensibilidad, y el abuso que se realiza sobre el delicado momento que vive nuestro estado y el país, en medio de una contingencia sanitaria y una emergencia económica”, subrayó.

“Siempre lo dijimos: ante el dilema de apoyar a los productores chihuahuenses o al Gobierno Federal, no tendríamos ninguna duda en respaldar las exigencias de nuestros usuarios y exigir respeto al agua de los chihuahuenses”, señaló anoche mismo el gobernador Javier Corral.

La Boquilla es una presa que representa un equilibrio económico para el estado y se requiere el agua para enfrentar la recuperación económica por la situación que se vive en estos momentos; es además un baluarte para la región como fuente de abastecimiento, lo que ha quedado ampliamente expuesto en los acuerdos ahora violentados por el Gobierno Federal.

El gobernador hizo un llamado a Conagua para que detenga la apertura de las compuertas, debido al daño que compromete la subsistencia de todos los chihuahuenses.

Aclaró que fue informado por Eduardo Seldner Ávila, subdirector general de Administración de Conagua, minutos antes de que abrieran más las compuertas, afirmando que “la decisión rebasaba a la dependencia y al propio proceso de negociación en curso”.

En tanto en redes sociales se dio a conocer que un grupo de ejidatarios queman camionetas de Conagua ante la decisión del Gobierno Federal de extraer agua de presa La Boquilla.

Este artículo fue etiquetado como: