Nicolás Romero, a la deriva

Por Pablo Cruz Alfaro

En Nicolás Romero, el edil Armando Navarrete López, continúa quedando a deber a quienes votaron por el cambio.

Parece que ha perdido la brújula y que su gobierno va a la deriva, mientras que otros personajes, aprovechando la inestabilidad que priva dentro de la gestión morenista, atesoran dominio para continuar realizando negocios a la sombra del poder, como sucede con Francisco Santos Arreola, quien, sin ser parte del gabinete, logró ubicar a sus incondicionales, Edgar Fabris Rubio, Cynthia Olivares Cabrera, María Teresa de la Luz Nava y Rodolfo López Olvera en posiciones clave, desde donde mantiene el control económico de la administración.

Como dato, les puedo decir que Edgar Fabris, quien fue incrustado como subtesorero de egresos, fue uno de los golpeados por proteger a Santos Arreola cuando éste se desempeñaba como titular del Organismo de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OAPAS), en la trifulca que se desató con sindicalizados de Naucalpan, debido a los excesos con que se manejaba el hoy “súper asesor” de Navarrete López.

ENTRE OTRAS COSAS: El pasado fin de semana, en Puebla, el presidente municipal de Huixquilucan, Enrique Vargas de Villar, se dejó ver en un evento de Antorcha Campesina, al que asistió como invitado especial.

Ahí, estaban los alcaldes de Ixtapaluca y Chimalhuacán, líderes del movimiento antorchista en el Estado de México. Sin duda, el tejido fino que lleva Vargas del Villar, con alianzas que lo puedan acompañar en su posible candidatura del Partido Acción Nacional (PAN) a la gubernatura del Estado de México, continua.

LA DE HOY: El gobierno de Ecatepec puso en funcionamiento dos cárcamos con capacidad para desalojar más de cinco mil litros de agua por segundo, con lo cual se busca abatir el riesgo de inundaciones en las colonias de la parte baja del municipio.

Las instalaciones rehabilitadas, con una inversión de 12.6 millones de pesos de recursos propios, se encuentran en las colonias San Agustín y Las Américas.

Por cierto, ya que hablamos del erario municipal, parece que el alcalde Fernando Vilchis trata de corregir con un “mejoralito” el desorden generado en la Tesorería, por la entonces titular Silvia Janeth Herrera, a quien hace unos días en reunión de gabinete removió de su encargo, nombrando como encargada del despacho a Carolina Margarita Martínez, quien se venía desempeñando como subdirectora de ingresos.

Se insiste en que el desaseo en la integración de expedientes que dejó Herrera Cruz, los cuales, amparan la salida de varios millones de pesos, es escandaloso. Parece que el presidente municipal no se ha dado cuenta que el problema requiere “cirugía mayor” y que la llegada de Martínez Guzmán, promovida por un personaje muy cercano a él, no pinta para ser la solución. HASTA LA PRÓXIMA.

Twitter: @POLIGRILLA1 Email: poligrilla.elheraldodemexico@gmail.com

Este artículo fue etiquetado como: