Por Pablo Cruz Alfaro

GRITOS DE JUSTICIA de cientos de personas se alcanzaron a escuchar durante el homenaje que se le rindió al alcalde morenista, Francisco Tenorio Contreras, en la explanada principal de Valle de Chalco; después de que el pasado martes fuera baleado por un individuo que viajaba a bordo de su camioneta y que aún no ha sido detenido.

Políticos de todas las fuerzas políticas se dieron cita para expresar sus condolencias a familiares de quien fuera edil de Valle de Chalco; ahí, se pudo ver a diputados, senadores y alcaldes, quienes se sumaron de forma unánime a las exigencias a las autoridades mexiquense para que pronto se dé con los culpables del artero asesinato.

Bien dice el dicho, “Cuando veas las barbas de tu vecino afeitar, pon las tuyas a remojar”. Lo acontecido con Francisco Tenorio, debe servir para concientizar a alcaldes que han sido amenazados por grupos delincuenciales; en su mayoría en el Valle de México, para que opten por aceptar la protección que les brinda el estado.

No es cosa menor, se están tocando intereses y por lo mismo, ediles deben incrementar su seguridad. Se sabe que en Atizapán de Zaragoza operan delincuentes que por años han maniatado autoridades, con amenazas disfrazadas de apoyos; en Ecatepec, pasa algo similar.

Sin duda, la Fiscalía del Estado de México debe ser certera en sus indagatorias, debe de dar resultados inmediatos, esta es la única forma de demostrar a la delincuencia que en la entidad habrá cero tolerancia.

LA DE HOY: Como si fuera acto proselitista, políticos, principalmente de MORENA se apersonaron en el homenaje del alcalde caído en la explanada de Valle de Chalco. A unos, se les pudo ver afligidos, otros de plano aprovecharon el momento para hablar de la sucesión en la dirigencia del partido. No debería de extrañarnos, son políticos. AÚN HAY MÁS.