Agricultura, la verdadera joya de la 4T

Dentro del gabinete del presidente Andrés Manuel López Obrador hay secretarios de todo tipo, algunos que brillan por su ausencia, como los de Salud o de Medio Ambiente, otros a quienes quitaron materia de trabajo como a la de Gobernación, y hay quienes destacan por cosas que no tienen que ver necesariamente con sus funciones como nuestro canciller.

Sin embargo, hay uno que se ha mantenido con paso firme, que supo aprovechar lo bueno que dejó la pasada administración, que mantiene una buena estrategia de comunicación, es abierto y responde sin tapujos: es el titular de la Secretaría de Agricultura, Víctor Villalobos Arámbula.

Ingeniero agrónomo, maestro en genética vegetal y doctor en morfogénesis vegetal, ha sido director general del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura y subsecretario en la Semarnat y en la propia Secretaría de Agricultura, por lo que cuenta con las credenciales para estar al frente de tan importante dependencia.

Y vaya que ha dado resultados, pues la hoy Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) lleva un avance en su presupuesto del 95 por ciento a la fecha, y espera cerrar el año sin subejercicios, además de la transparencia con la que operan los apoyos a los productores.

El funcionario además se ha mostrado abierto al diálogo con los sectores campesinos, a quienes ha recibido cuando han intentado tomar la dependencia ubicada en Municipio Libre, en la alcaldía Benito Juárez.

Y este sector se ha convertido a la par en un motor económico para la 4T, pues tan solo en el tercer trimestre, el Producto Interno Bruto agroindustrial creció 2.6 por ciento, lapso en el cual la economía en su conjunto no creció nada.

Asimismo, de enero a octubre la balanza comercial registró un superávit de siete mil 654 millones de dólares, lo que significa un aumento del 46 por ciento, es decir, se exporta más de lo que se compra del exterior.

Y en las mesas del mundo brillan productos mexicanos como cerveza, tequila y mezcal en la rama agroindustrial; el aguacate, tomate y pimientos en la agrícola; así como el ganado en pie, pescado fresco y camarón.

Para ello, hay todo un trabajo detrás de los funcionarios de la Sader, en cuanto al cumplimiento de los estándares sanitarios, en apoyos a los productores, en promoción hacia el exterior y en el fortalecimiento de las cadenas productivas.

Así, la Secretaría de Agricultura cierra positivamente el primer año de Gobierno con la operación de los cuatro programas prioritarios para el campo: Producción para el Bienestar, Precios de Garantía, Crédito Ganadero a la Palabra y Fertilizantes, con el objetivo de incrementar la productividad, garantizar la seguridad alimentaria y disminuir las importaciones en granos básicos y leche. 

Algo que, los demás secretarios de Estado deberían voltear a ver y adoptar esas buenas prácticas.

Morralla

A pesar de que el presidente Andrés Manuel López Obrador se ha pronunciado en repetidas ocasiones en contra de que los recursos del pueblo se utilicen a modo discrecional, en el Instituto Fonacot dicen desconocer tal primicia, motivo por el que Alberto Ortiz Bolaños creó el Fondo de Protección de Pagos, esquema con el que el Instituto Fonacot pretende cubrir a sus acreditados en caso de desempleo, invalidez o fallecimiento, pero que solo rinde cuentas ante el propio organismo, pues no contempla ningún proceso de auditoría.

El riesgo es alto para los trabajadores, quienes quedarían desamparados en caso de que el Fondo no tenga recursos disponibles, aún cuando ellos realicen sus aportaciones puntualmente. Así, este y otros ataques a los bastiones de la 4T podrían costarle el puesto a Ortiz Bolaños, sobre todo al considerar que trató de celebrar el fin de 2019 con bombo y platillo, pero al ser descubierto fue obligado a cancelar el llamado “Informe de Resultados”, no sin recargos para la federación.

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, fue el anfitrión del primer foro “Acciones y reflexiones para un nuevo federalismo: Foro de Federalismo Fiscal”, en donde junto con legisladores y expertos se analizaron las alternativas para consolidar una nueva Convención Nacional Hacendaria, que garantice una equitativa y justa distribución de los recursos a las entidades federativas.

Nos leemos el próximo martes…

 

 

Este artículo fue etiquetado como: